Después de haber recorrido el interior de Brasil a través de rutas de tierra, finalmente llegamos a la costa del Brasil,

uno de los atractivos principales del país, que cuenta con más de 7.000 kms de litoral. En Laguna, estado de Santa Catarina tuvimos nuestra primera detención junto a Gustavo, un motociclista local, quien nos acompañó a recorrer la zona unos días.

gustavo laguna 6

Esta es una pequeña ciudad que se formó desde una caleta de pescadores. La Marina de Brasil tiene ahí un faro, que es quizás uno de los atractivos turísticos importantes. Sin embargo, a nosotros lo que más nos llamó la atención es que en una pequeña bahía artificial los pescadores realizan sus labores en cooperación con delfines. ¡Sí! Cuando nos contaron me pareció irreal hasta que lo vimos con nuestros propios ojos. Un grupo de delfines "acarrea" los cardúmenes de peces hacia donde se encuentran los hombres de mar, facilitándoles sus labores. Investigando en Internet, el hecho ha sido estudiado por científicos, quienes determinaron que habría elementos genéticos que incentivan esta práctica, así como aprendizaje social.

laguna 7 laguna 8

laguna 9

Lo asombroso de Laguna es también su pasado. La zona histórica es muy bella, con una arquitectura particular y colorida. En un punto de la ciudad se encuentra un hito que marca el punto donde se dividió el imperio español y el portugués en el Tratado de Tordesillas, el que se interpretó varias veces, obligando a modificar los límites unas cuantas veces.

El lago Imaruí y las playas de Imbituba también formaron parte de nuestro días en esa zona. El calor también comenzó a crecer, lo que nos permitió hacer algunos paseos costeros, disfrutar del sol y contemplar el mar, sentados sobre una arena tan fina como la harina.

laguna 3 laguna 5

laguna 4

Cruzamos a Garopaba y nos fuimos así hasta Florianópolis, quizás uno de los destinos más reconocidos en el sur de Brasil. La ciudad se ubica en su mayor parte dentro de la isla de Santa Catarina. Lo interesante de este lugar es que la isla es bastante grande: tiene 43 playas, 2 lagos y una centro histórico muy llamativo, legado de la colonización portuguesa en Brasil.

centro floripa

centro floripa2 centro 3

Florianópolis tiene uno de los índices de vida más altos del Brasil... según las encuestas y estudios. En un par de días nos dedicamos a conocer todo el litoral isleño junto a un amigo; Joverci.

floripa1 floripa2

floripa3 floripa4

En unos cuántos kilómetros más al norte, a través de la autopista BR101, carretera principal que conecta varios estados del sur de Brasil, fuimos a dar hacia Itajaí, una ciudad portuaria, colindante con el Balneario de Camboriú. 

En general toda la infraestructura vial de esta zona está muy bien desarrollada y mantenida. Lo que redunda también en que es necesario pagar frecuentes peajes. Cada 50 kms aproximadamente se encuentra una plaza de pago, que en el caso de las motos era de R$1,35 (US$0,3).

rutas1

Allí estuvimos muy bien acompañados por Gui, un motociclista local, quien nos presentó a varias personas en la ciudad y nos llevó a conocer los principales atractivos del entorno. Entre ellos estaba el Balneario Camboriú, ciudad que se fundó en 1965, pero que rápidamente creció económicamente y hoy es quizás uno de los lugares más visitados de la zona sur del país. Lo más sorprendente para nosotros fue el color de la arena -muy blanco- y la limpieza de las aguas, que con luz solar es de un color turquesa muy profundo.

cambor

cambo cambo2

cambo3 cambo4

cambo5 cambo6

Una situación curiosa fue que en una salida nocturna en Itajaí conocimos a un brasileño que hablaba algo de español.  Entre sus palabras algunas eran palabras propias de Chile. Resultó ser que Luciano es medio chileno, porque su padre nació en mi patria pero la dejó por lo ocurrido con el golpe militar de 1973. Así que unos días después estuvimos en su casa compartiendo con él y conversando sobre nuestro país.

39514754 10156453841210275 2743654696714502144 n

Luego de eso continuamos hacia los estados de Paraná y Sao Paulo, detalles que vendrán en el próximo blog...