Una vez que llegamos a Porto Velho –después de hacer la complicada BR-319- nos detuvimos en una estación de servicio

para poder descansar y buscar un lugar donde dormir. Hasta ahí, todo normal y tranquilo. Habíamos disfrutado mucho del paisaje y el acceso a la ciudad.

IMG 7367

IMG 7406 IMG 7398

Tenía poca carga en el celular, así que busqué el cable y estoy en ello –con la moto encendida- cuando me doy cuenta que el panel se apagó. Estaba todo muerto. Apagué el contacto y con ello el motor dejó de funcionar. Giré la llave nuevamente y nada, la moto completamente muerta.

¡A desarmar! Revisé los bornes de la batería y estaba todo bien. Nos conectamos a Internet y encontramos un lugar donde irnos. La gente que estaba por ahí nos decía que nos fuéramos rápido, porque al caer la noche, el sitio era algo peligroso y nos podían asaltar.

FE27CCD9 C728 4137 9004 898D98F6CCB7

Mientras, yo eché a andar la moto. Para eso, basta con engranar la segunda marcha y empujar, cuando se suelta el embrague, el motor parte. Por fortuna la calle era en bajada y eso facilitó las cosas.

Llamamos un Uber y la Pau se fue ahí con todo el equipaje. Yo iba atrás sin luces ni panel. Parecía un árbol de Pascua.

Ya instalados en un hotel nos dedicamos a contactar motociclistas locales, para que nos ayudaran a solucionar el problema. Varios nos dieron información de mecánicos y otros nos fueron a visitar y ver si necesitábamos alguna otra cosa.

Benito Bonfim incluso llevó una batería, pero esta era de 6Ah y la mía es de 12Ah, así que no funcionó para nada.

Por otro lado, me comuniqué con amigos de Chile a través de WhattsApp y algunos nos dieron luces de lo que podría ser. Los más pesimistas hablaban incluso del computador quemado.

Al día siguiente, domingo, fue un mecánico experto en BMW a revisar. El fusible principal de la moto estaba quemado. Probamos con otros y la moto dio contacto y encendió. Pensé que todo había terminado. Pero no, a los segundos nuevamente todo se apagó.

45487185 10156649683775275 2705789290075389952 n

El mecánico sugirió que habría algún cable haciendo corte y eso provocaba la falla.

Como era domingo y mi moto aún está en garantía, decidí esperar y llevarla al taller oficial de la marca en la ciudad. Una de las personas que estaba ayudándonos incluso me pasó el teléfono del técnico, así que le escribí.

Al otro día, llevé la moto empujando hasta el taller, que quedaba apenas a tres cuadras. Ahí estuvo todo el día y se confirmó el diagnóstico de un cable haciendo corte.

Captura de pantalla 2018 12 18 a las 00.13.38 copia

Creo que durante los 3 días que estuvimos en la BR-319 expuestos a un camino malísimo, lleno de baches y barro, algún plástico fue carcomiendo la protección del cable. Cuando salimos de Manaos e iniciamos la BR-319 la mantención estaba recién hecha y los plásticos de la moto los habían sacado. Me imagino que al montar nuevamente algún cable quedó apretado de más.

Luego de eso, con el scanner se borraron los códigos de error y se configuró el computador, pues el tablero de la moto titilaba. Eso significaba que había una incongruencia entre el kilometraje real almacenado en el computador y el que quedó registrado en el tablero.

45422958 10156652577920275 4171877622105505792 n

Así que hacia el final de la tarde la moto estaba lista, salvo que tocó pagar: R$240. Me indicaron que solo eso correspondía a la mano de obra del técnico.

Apelé a la garantía y, además, considerando que pocos días antes, en Manaos, había hecho la mantención de los 40.000 kms en un taller oficial de la marca. Pero nada. Tuve que pagar para llevarme la moto.

45555587 10156652577960275 3754277049972293632 n

Lo bueno de todo este asunto fue que gracias a la falla, se acercaron a nosotros varias personas. Benito nos llevó a conocer la ciudad y por la noche pasamos a un bar administrado por un motociclista. Para nuestra fortuna, la hija de él vive en Fairbanks, Alaska, así que hicimos contacto por teléfono y nos estará esperando en un tiempo más, cuando andemos por allá. Además, llevamos algunos encargos para ella.

Y luego de eso, Benito nos llevó a casa de Juan, un chileno que vive hace más de 30 años en Brasil. Así que hasta de asado y vino chileno nos regodiamos en Porto Velho, una ciudad que inicialmente apenas sería de paso.

45569198 10156653417860275 3202828031127191552 n 13b5fd38 13b8 4df0 a685 d1e57a8b1558

A esa altura, después de haber hecho algunas rutas de mucha dificultad yo estaba muy cansado y lo único que pensaba era en cambiar de aire. Estaba ansioso por ir hasta Perú.

Así que apuramos el tranco y en cosa de 3 días estábamos ya en la triple frontera Brasil/Perú/Bolivia. Apenas hicimos una parada en Río Branco, capital del pequeño estado de Acre, para descansar y tomamos la ruta a la Aduana.

Esa última jornada nos tocó mucha lluvia. De esa que en cosa de 10 minutos deja empapado, pero que una vez que termina y debido al calor se seca rápidamente. Así nos fuimos, manejando entre lluvia, calor y un camino en pésimo estado. Quizás fue la carretera brasilera en peor estado de todas.

45579899 10156656978330275 418716752529063936 n 45541558 10156656981750275 2699555359793610752 n

Esa zona del país es netamente agrícola y el paso de enormes camiones cargados tiene un evidente efecto sobre el estado de la calzada.

Una guía para entrar a Perú

Cuando se va desde Brasil, antes del poblado de “Assis Brasil” hay un enorme portal anunciando la Aduana. No es un control integrado, así que en ese recinto solo se realizan los trámites correspondientes a Brasil.

45600083 10156657452050275 7312368927395282944 n

Lo primero es pasar a la Policía Militar a sellar la salida con el pasaporte o DNI; y posteriormente a la oficina de Receita Federal para hacer lo respectivo con el vehículo. Ahí es necesario presentar el documento que ese mismo organismo entrega al momento de ingreso a Brasil. En este caso, fue en la frontera con Guyana. Ahí deben entregar una copia firmada que confirma la salida del vehículo desde el país.

Una vez hecho eso se cruza el puente internacional, que divide Perú de Brasil. Al llegar a tierra firme un portal da la bienvenida el Perú, pero no existe ninguna indicación de dónde hacer los trámites de ingreso. Nosotros debimos preguntar dónde estaban las oficinas. Estas se encuentra ya saliendo del poblado de Iñapari, junto a una barrera de control.

IMG 7417

IMG 7419

Primero hay que ingresar a la policía para sellar el pasaporte. Ahí el trámite fue un poco distinto. El funcionario primero nos tomó las huellas dactilares con una máquina y también registró nuestros rostros con una fotografía. Recién ahí nos autorizaron a entrar, entregando además una colilla timbrada, que estaba adosada al pasaporte.

Después hay que cruzar la calle e ir hasta Sunat, la autoridad aduanera peruana. El funcionario revisa el timbre de acceso y luego pide traer fotocopias de:

  • Pasaporte
  • Timbre del sellado de pasaporte
  • Documento de la moto
  • Colilla con timbre entregada en la policía.

Una vez fotocopiado todo eso recién ingresan el vehículo y dan autorización de ingreso.

Es importante señalar que para circular con todo en regla dentro del Perú se debe adquirir un seguro SOAT. Independiente de que uno porte un seguro internacional, Perú exige este seguro obligatorio para accidentes.

45613468 10156657452040275 6088745943199383552 n 45690770 10156659965420275 1977587321729449984 n