Después de haber recorrido el interior de Brasil a través de rutas de tierra, finalmente llegamos a la costa del Brasil,

Luego de ingresar a Brasil nos dirigimos hasta Porto Alegre, donde un amigo que conocimos viajando en Chile.

Cuando salimos de Tacuarembó no me sentía del todo bien, pero ya habíamos retrasado

Desde el Salto del Penitente nos fuimos hacia la costa Atlántica por la ruta 60. Nos dijeron que era hermosa,

 En un encuentro en Piriápolis conocimos a Julio Rivera, un mecánico y restaurador,