Antes de salir de Mercedes, Elvio nos acompañó a cambiar dinero. Hasta ahí no habíamos tenido problemas,

Una vez salimos desde Potrero de los Funes, como les contamos en el blog anterior, decidimos seguir hacia el norte pero usando caminos interiores.

Nuestra siguiente parada nos llevó hacia la zona centro de la provincia de Mendoza.

En el blog anterior les contaba de El Bolsón, un pueblo pintoresco, pero que ha sido el único en el que hemos sentido algún grado de inseguridad. Estábamos recorriendo la plaza principal, donde se instala un mercado de venta de artesanías.

Después de que salimos del Chiflón del Diablo se lanzó una lluvia tremenda. O capaz que no haya sido tan intensa, pero para nortinos como nosotros era prácticamente como que el diluvio universal caía sobre nuestras cabezas.